La última víctima de la Inquisición

horcaIntenten responder a esta pregunta: ¿Cuándo creen que fue la última víctima de la Inquisición? Sí, estoy hablando de esa institución creada por los Reyes Católicos, en 1478, y que luchaba por mantener la religión católica en España. Pero volvamos a la pregunta ¿cuándo fue su última víctima?. Sigue leyendo

Y sin embargo se mueve

Yo, Galileo Galilei, hijo del difunto Vincenzo Galilei, de Florencia, de setenta años de edad, siendo citado personalmente a juicio y arrodillado ante vosotros, los eminentes y reverendos cardenales, inquisidores generales de la República universal cristiana contra la depravación herética, teniendo ante mí los Sagrados Evangelios, que toco con mis propias manos, juro que siempre he creído y, con la ayuda de Dios, creeré en lo futuro, todos los artículos que la Sagrada Iglesia católica y apostólica de Roma sostiene, enseña y predica. Por haber recibido orden de este Santo Oficio de abandonar para siempre la opinión falsa que sostiene que el Sol es el centro e inmóvil, siendo prohibido el mantener, defender o enseñar de ningún modo dicha falsa doctrina […]

Con un corazón sincero y fe verdadera, yo abjuro, maldigo y detesto los errores y herejías mencionados, y en general, todo error y sectarismo contrario a la Sagrada Iglesia; y juro que nunca más en el porvenir diré o afirmaré nada, verbalmente o por escrito, que pueda dar lugar a una sospecha similar contra mí […]

En Roma, en el convento de la Minerva, 22 de junio de 1633; yo, Galileo Galilei, he abjurado conforme se ha dicho antes por mi propia mano.”

Con estas palabras Galileo Galilei abjuraba de su “loca” teoría sobre que los planetas giraban alrededor del Sol, la teoría del heliocentrismo.
¿Cómo se llevó a cabo la abjuración de Galileo sobre su famosa teoría?

De La Meca a Medina

Mapa_HegiraHoy, un 16 de julio, pero del año 622 empezó Mahoma su viaje hacia la ciudad de Medina, este viaje recibe el nombre de Hégira y es un día especial para los musulmanes, pues marca el primer año en su calendario.

Los cristianos cuentan los años desde el nacimiento de Jesucristo, el calendario hebreo empieza con la creación del mundo y el calendario musulmán por la Hégira que llevó a cabo Mahoma desde La Meca a Medina, para los cristianos en el año 622 d.C.
¿quieres saber más sobre este viaje?

¿Por qué celebramos el día de Navidad el 25 de diciembre?

Natividad-Murillo

“La Adoración de los pastores” de Murillo (1668)

Si preguntamos ¿qué se celebra el día 25 de diciembre? la respuesta sería el nacimiento de Jesucristo, pero, la realidad es que en ningún lado aparece la fecha de este nacimiento. Por este motivo, cuando el Imperio Romano adoptó el catolicismo como religión principal, en 313, se decretó escoger esta fecha como festividad, basándose en las costumbres de los pueblos.

En el Imperio Romano antes de celebrar el día de Navidad, el día 25 de diciembre, ya se celebraba el día de “Natalis Solis Invicti” (Nacimiento del Sol invicto), una fiesta asociada al nacimiento del dios Apolo. Además, los romanos consideraban este día como el día del solsticio de invierno. Los romanos en este día paraban las guerras o sus negocios y se intercambiaban regalos.

Sigue leyendo

El día del Juicio Final

Hace unos días, la Curiosas Curiositatis  sobre la que escribí fue la bóveda de la Capilla Sixtina, y hoy 18 de noviembre vuelvo a este maravilloso lugar para hablar del Juicio Final, obra del maestro Miguel Ángel, entre los años 1536 y 1541.

eljuiciofinalmiguelangel

Juicio Final, Capilla Sixtina

Habían pasado 25 años desde que Miguel Ángel había terminado de pintar la bóveda de la Capilla, y ahora se le encargó la decoración de la pared del ábside de la capilla, que hasta este momento, tenía unos murales que representaban la historia de Moisés, la Asunción o la Natividad de Cristo. Fue el papa Pablo III, quien le encargó que pintara la escena del Juicio Final.

Miguel Ángel estaba otra vez ante un gran fresco religioso y así, empezó su trabajo. En el centro encontramos a un enojado Cristo y a una temerosa María; alrededor hay varios santos, para reconocerlos hay que fijarse en los detalles, por ejemplo, San Pedro, tiene las llaves en sus manos o San Andrés sostiene una cruz en forma de X, que es el símbolo de su martirio. También, aparecen los 7 ángeles con las 7 siete trompetas, idea extraída del Apocalipsis. La gente que rodea a todo el grupo tiene una actitud de pánico, porque se van a enfrentar al juicio final para ir al más allá o al infierno.

juiciouniversal

Detalle del Juicio Final, en el centro aparece un enojado Cristo, junto a María, alrededor encontramos a varios santos con los detalles para identificarlos.

Escenas homosexuales en la Juicio Final

El 18 de noviembre de 1541, la pintura se termina, provocando duras críticas y un escándalo, pues se consideró totalmente vergonzoso que en un lugar sagrado, como la Capilla Sixtina, hubiesen tantas figuras desnudas y en posturas comprometidas, del tipo de escenas homosexuales o escenas que representas a judíos. Se acusó a Miguel Ángel de herejía, y se intentó destruir la pintura. El papa Julio III, fue un papa muy tolerante, y no se preocupó por los desnudos. Fue el siguiente papa, Pío V, el encargado de buscar un pintor para colocar paños a todos los personajes, este fue Daniele da Volterra, este pintor a partir de este momento, se llamaría Braghettone (Pintacalzones) que murió antes de terminar su trabajo.

Aquí una visita interactiva de la Capilla Sixtina.

El esplendor de la Capilla Sixtina

1024px-Chapelle_sixtine2

Capilla Sixtina

El 1 de noviembre de 1512 se celebró la primera misa en la capilla Sixtina, de esta forma se daba por acabada la decoración de la bóveda. Una pintura que estaba realizando Miguel Ángel, él solo sin ayuda de nadie más, y que se empezó en el año 1508 y que solamente le llevó 4 años de su vida realizar esta obra. El papa Julio II, que quería algo grandioso para sustituir la pintura que había en la bóveda, que eran unas estrellas doradas sobre un fondo azul y por esto se lo encargó a Miguel Ángel. Este en un principio tenía dudas de aceptar, pensaba que era demasiado trabajo, pero finalmente, aceptó y le encumbró como maestro.

Miguel Ángel se dejó llevar, fue capaz de pintar una de las obras pictóricas más complejas y más bellas de toda la historia del arte… bueno esto tal vez sea una opinión personal.

Las pinturas que encontramos en la bóveda son las historias del libro del Génesis de la Biblia, podemos encontrar a Noé con el diluvio universal, el pecado original y la expulsión del Paraíso, la creación de Adán y Eva o los primeros días de la creación de la Tierra. Es todo un catecismo que explica lo que había escrito en la Biblia. Aquí podéis hacer una visita a la Capilla Sixtina, es una web del Vaticano y es muy completa, la podéis visitar si queréis saber la descripción de cada pintura.

Sistine_Chapel_ceiling_photo_2

Bóveda de la Capilla Sixtina, pintada de Miguel Ángel

Cuando le ofrecieron la decoración de la bóveda a Miguel Ángel había un problema ¿cómo iba a poder pintar el techo? para ello se utilizó un soporte, que no podía entorpecer las distintas celebraciones en la Capilla. Se inventó una plataforma de tablas de madera sobre unos soportes sujetas a la pared, de esta forma podía pintar de pie; aunque siempre nos han dicho que pintaba tumbado.

Recientemente, se ha restaurado la obra de Miguel Ángel y se ha puesto una nueva iluminación, para resaltar más si cabe las pinturas y deslumbrar a los más de cuatro millones de visitantes que tiene la capilla.

Alrededor de Miguel Ángel, hay muchas teorías sobre que era todo un maestro ocultando mensajes en sus pinturas. Por ejemplo, en “La creación de Adán”, si nos fijamos en la capa que envuelve a Dios, parece que es el corte transversal de un cerebro. Con esto los investigadores dicen que quería dejar clara su postura frente a la Iglesia en los avances del humanismo, vamos que Miguel Ángel era totalmente contrario a creer que la Iglesia debía tener tanto control.

creación

Una de las escenas más famosas, “La creación de Adán” situada en el centro de la bóveda.

Miguel Servet muere en la hoguera

El 27 de octubre de 1553, fue llevado a la hoguera el teólogo y científico español Miguel Servet en la ciudad de Ginebra, fue acusado de herejía y los protestantes no se lo pensaron mucho y acabaron con Servet  y sus ideas. A parte de esto, Servet fue un gran científico que descubrió la circulación pulmonar de la sangre.

Michael_Servetus

Miguel Servet

Pero antes de llegar a la hoguera, Servet sufrió mucho en su cautiverio, en el juicio utilizaron acusaciones falsas contra él, que se le acusaba de defender el bautismo a la edad adulta, ya que de bebés no somos conscientes de ello, y la negación de la Trinidad, comenta que esto no aparece en la Biblia y que Jesús es un hombre nacido de una mujer. El proceso contra el español no se alargó demasiado en el tiempo y fue condenado y sentenciado a morir en la hoguera.

La sentencia contra Servet dice:

Contra Miguel Servet del Reino de Aragón, en España: Porque su libro llama a la Trinidad demonio y monstruo de tres cabezas; porque contraría a las Escrituras decir que Jesús Cristo es un hijo de David; y por decir que el bautismo de los pequeños infantes es una obra de la brujería, y por muchos otros puntos y artículos y execrables blasfemias con las que el libro está así dirigido contra Dios y la sagrada doctrina evangélica, para seducir y defraudar a los pobres ignorantes.

Por estas y otras razones te condenamos, M. Servet, a que te aten y lleven al lugar de Champel, que allí te sujeten a una estaca y te quemen vivo, junto a tu libro manuscrito e impreso, hasta que tu cuerpo quede reducido a cenizas, y así termines tus días para que quedes como ejemplo para otros que quieran cometer lo mismo.

Juan Pablo I, 33 días de pontificado

El 26 de agosto de 1978 en el Vaticano hubo fumata blanca, teníamos un nuevo papa. Un italiano iba a ser el nuevo representante de San Pedro en la tierra. Su nombre Juan Pablo I, una persona que en Italia se le recuerda como “Il Papa del sorriso” (El papa de la sonrisa) y en la revista Time se refirieron a él, como “The Septembre Pope” (El papa de septiembre), pero ¿por qué el papa de septiembre?, pues porqué su pontificado duró, solamente, 33 días. Pero empecemos por el principio.

papa-bueno

Juan Pablo I

Nos situamos en agosto de 1978 cuando muere Pablo IV, y en el Vaticano toca ponerse a trabajar, hay que elegir un sucesor. Algunas curiosidades del cónclave, para elegir al nuevo representante, son: que durante las reuniones no se pueden abrir las ventanas y en pleno agosto, en Italia, y en la Capilla Sixtina (porqué las elecciones de los papas se hacen en la Capilla Sixtina, ¡¡son tontos esta gente!!), pues hacía muchísimo calor, la elección debía ser rápida, y así fue, como en tan sólo dos días ya eligieron un Papa nuevo. El tema no ha cambiado y los intereses priman, desde siempre, a la hora de la elección de un Papa. Los cardenales querían un papa italiano, realmente no habían demasiados dónde elegir, y salió elegido, Juan Pablo I.

Ya tenemos Papa nuevo en el Vaticano y a este le dio por realizar varias reformas, porqué este era un papa reformista, nada de un papa conservador. Algunas de sus reformas fueron: quería devolver un 1% de los ingresos de cada iglesia al Tercer Mundo (vale no es mucho, pero es todo un adelanto) e intentar hacer más humanos a los Papas, más cercanos, como él que era una persona simpática, cercana y su imagen cautivo al mundo.  Así de esta forma, Juan Pablo I empezó su papado, pero el 29 de septiembre apareció muerto en sus habitaciones. (solamente 33 días después de la fumata blanca).

Ahora es cuando viene la parte interesante del asunto. La Iglesia ocultó pruebas de la muerte (yo no quiero decir nada, pero lo digo todo). Vale que el Papa no fuese un jovencito, tenía 65 años, pero su salud era buena. Cuando lo encontraron sin vida, se llamó a los médicos y estos aseguraron su muerte, y se avisó a los embalsamadores, no se le hizo ninguna prueba más, no hubo autopsia (aunque la autopsia no se le realiza a ningún papa), en el comunicado oficial apareció: muerte por un infarto. Aunque finalmente se hablaba de una embolia pulmonar.

Realmente hay varias especulaciones en torno a la muerte, algunos apuntan a la CIA, otros a la KGB, otros incluso hablan de masones infiltrados en el Vaticano… todas ellas, sin duda, están relacionas con la política reformista del Papa . Otra tesis (con mucha fuerza), tiene que ver con la banca vaticana y al blanqueo del dinero, que desde siempre se había realizado en el Vaticano y parece ser que Juan Pablo I quería terminar con ello desde el primer momento que llegó al Vaticano. Todas son teorías y especulaciones, y no sabemos si serán reales o no.

Y como hay pocas teorías, pues Nostradamus, en el siglo XVI, anunció:

“Elegido como papa, de elegido será burlado, súbitamente con frecuencia emocionado dispuesto y tímido.

Por demasiada bondad a morir provocado, temor oprime la noche de su muerte guía.”

Muchos ven en esta predicción que se hablaba de este caso, pero la verdad que esto no es nada específico.

Sinceramente, solamente puedo decir, que cada uno saque sus propias conclusiones de la muerte de este Papa, pero que por desgracia, no sabemos nada de lo que ocurrió, y como siempre cuando es algo de la Iglesia nos falta información.

Es cosa de brujas

El 19 de agosto de 1612 en el bonito condado de Lancaster (actualmente Lancashire), al norte del Reino Unido, tuvo lugar un juicio a tres mujeres del pueblo, acusadas de brujería, pero también, fueron acusadas de canibalismo y de asesinato de niños. Fueron las conocidas brujas de Samlesbury.

Las mujeres fueron acusadas por una chica de 14 años (que era sobrina y nieta de dos de las acusadas… ¡bendita familia!) el delito fue: “diversos actos malvados y diabólicos llamados brujerías, encantamientos, encantos y hechicerías”. La acusadora testimonió que eran capaces de convertirse en perros y que la habían perseguido; otros testimonios fueron, que la transportaron encima de un pajar, que hacían aquelarres, entre otras acusaciones.

300px-Lancaster_Castle

Castillo de Lancaster, donde se llevó a cabo el juicio de las brujas

El juez les preguntó y las supuestas brujas (y ellas como eran muy listas) contestaron que era todo falso, ¡todo mentira señor juez! y el juez las creyó y las puso en libertad.

Realmente, todo esto fue un cruce de acusaciones entre los católicos y los protestantes, para obtener el respaldo del rey Jacobo I, un rey que estaba fascinado por la brujería, y que desde hacía tiempo estaba esperando una conspiración contra él, por parte de las brujas.


Pero curiosamente, este mismo día pero distinto año, un 19 de agosto del año 1692, encontramos otros juicios de brujería, pero esta vez en Salem (Massachusetts, EEUU) y este proceso es mucho más conocido.

250px-SalemWitchcraftTrial

Sala del tribunal, del juicio de Salem

Estos juicios se llevaron a cabo desde febrero de 1692 hasta mayo de 1693, y fueron detenidas más de 150 personas acusadas por brujería. El 19 de agosto murió una mujer y cuatro hombres, todos ellos acusados por brujería.

salem

Ejecuciones en Salem

Los juicios se basaban en denuncias de alucinaciones y contactos con el demonio, pero nunca se realizó una investigación seria, solamente, eran rumores que los jueces creyeron y se dejaron llevar por la histeria religiosa de los habitantes de la zona,  para culpar a diferentes personas. Los chismes y las acusaciones falsas acabaron con la vida de muchos inocentes.

Al igual que en Samlesbury, en Salem encontramos que la base fue el fanatismo religioso. En el pueblo de Salem había un estricta conducta religiosa, todo el mundo vigilaba las acciones y palabras de sus vecinos (vaya manera de vivir, siempre pendiente del otro… mira como ahora, el mayor hobby de mucha gente, ¡si es que está todo inventado!). Las mujeres tenían que servir a sus esposos y no tenían derechos. Los niños se educaban severamente en las labores de los adultos. Todo esto para evitar la “ira de Dios” y evitar el castigo divino.

Hay que decir que el estado de Massachusetts, en 1957, pidió perdón por los acontecimientos de 1692 (más de 250 años después, pero es que las cosas de palacio, ya se sabe, van despacio; y pedir perdón cuesta mucho).