La última víctima de la Inquisición

horcaIntenten responder a esta pregunta: ¿Cuándo creen que fue la última víctima de la Inquisición? Sí, estoy hablando de esa institución creada por los Reyes Católicos, en 1478, y que luchaba por mantener la religión católica en España. Pero volvamos a la pregunta ¿cuándo fue su última víctima?.

Pues la respuesta es el 31 de julio de 1826, y la víctima un maestro valenciano Cayetano Antonio Ripoll, acusado de herejía por no creer en el catolicismo. El maestro Ripoll fue acusado por los vecinos y cuatro fueron los delitos que se le imputaron: no ir a misa, comer carne el Viernes Santo, no salir a la puerta cuando las procesiones pasaban y, la última, sustituir el saludo “Ave María” por un “alabado sea Dios”.

No creía en Jesucristo, en el misterio de la Trinidad, en el de la Encarnación del Hijo de Dios, en el de la Sagrada Eucaristía, ni en la Virginidad de María Santísima, ni en los Santos Evangelios, ni en la infalibilidad de la Santa Iglesia Católica, Apostólica, Romana; no cumplía el precepto pascual, impedía a los niños dijesen ‘Ave María Purísima’ y que hiciesen la señal de la cruz, que no era necesario oír misa para salvarse y retraía a los mismos a dar la debida adoración al Señor Sacramentado”

Cayetano_Ripoll

Cayetano Ripoll

Por todo esto fue detenido en octubre de 1824. La detención de Cayetano no fue por la Inquisición, sino por la Junta de Fe de Valencia. La Inquisición en esta época estaba anulada, se anuló en las Cortes de Cádiz (1812), pero la Iglesia, como tenía mucho poder creó las Juntas de Fe, simplemente cambiaron el nombre, las actuaciones continuaron siendo las mismas.

Cayetano estuvo dos años en la cárcel, pensaban que durante todo ese tiempo rectificaría sus hechos y volvería a las creencias católicas populares. El 31 de julio de 1826 fue ahorcado, no llegó nunca la autorización real, pero la justicia ordinaria de Valencia condenó al maestro a muerte, que nunca le dieron una opción para defenderse. El cadáver fue metido en una cuba pintada con llamas, que la tiraron al río, y finalmente, fue enterrado fuera del cementerio.

Las Juntas de Fe no fueron legalmente abolidas hasta el 1 de julio de 1835, fue durante la Regencia de María Cristina de Borbón, cuando se abolieron definitivamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s